martes, 31 de octubre de 2017

Reflexión sobre la felicidad

Al hilo de un artículo escrito por la psicóloga Nerea Bárez, que lleva por título "La felicidad solo es real si se comparte".


¿Qué consideramos hoy una aventura, una proeza, un gran logro, que sea símbolo de admiración y respeto en la historia de una persona?

¿Tal vez la terrorífica soledad de aquel que se lanza a la aventura de atravesar sin recursos la vida, debido a la ausencia de un vínculo correspondido que no le ha proporcionado la seguridad o regulación necesaria, y por ello trata de evitar el dolor que le provoca la dificultad de establecer vínculos sanos?

¿Es realmente un gran logro el vivir solo y sin ayuda? ¿Cuál es entonces nuestro gran logro para "la felicidad real"? ¿Quizás conocer qué vínculos establecimos de niños? ¿Qué defensas nos han activado?

La felicidad solo es real cuando se comparte sin "trastornos de personalidad independiente", ni dependencias a personas, cosas, sustancias o situaciones. 

Te invito a leer el artículo de la psicóloga Nerea Bárez, que me ha inspirado esta entrada y que lleva por título "La felicidad solo es real si se comparte".

Compártelo